viernes, 15 de marzo de 2013

Circulación de salida



La salida desde el fondo con la pelota jugada al ras del suelo le brinda al equipo la posibilidad de que el balón llegue limpio a los delanteros; el pasaje de la pelota y la participación de las tres líneas (defensores, volantes y delanteros) en la elaboración del juego es un facilitador para que éstos últimos, los puntas, lleguen con más frescura, visión y posibilidades de acertar en la finalización de la jugada.

La idea fundamental de la salida prolija desde el fondo es lograr hacer llegar la pelota a tres cuartos de cancha, sector donde se gesta el juego, donde se producen la mayoría de las habilitaciones.

Para lograr una buena circulación de salida es fundamental lateralizar el juego hasta encontrar el momento adecuado para pasar el balón de una línea a otra. Todos los jugadores tienen que estar bien ubicados en el campo y recibir bien perfilados, los que reciben  sobre los costados con la espalda bien cerca de la línea lateral y con toda la cancha de frente y los que lo hacen por el centro siempre respaldando al poseedor del balón.
Otra de las claves para encontrar una buena salida desde el fondo es la desmarcación constante de todos los jugadores que no tienen el balón, ganando la espalda de los miembros del equipo rival, esto además provocará el desorden del bloque defensivo de nuestros contrincantes.


La salida de nuestro equipo desde el fondo con la pelota jugada al ras de suelo debe ser entrenada. No es casualidad que los mejores equipos del mundo como el Barcelona F.C. y la Selección de España tengan una buena circulación de salida; esto es producto del entrenamiento y la planificación.
Este video a continuación es un ejemplo de una de las tantas formas que podemos entrenar la circulación de salida;  realizando movimientos preestablecidos por el entrenador sin oposición destinado a lograr  coordinación en la salida, a corregir la ubicación de los jugadores (que reciban bien perfilados) y que todo jugador que va a recibir el balón produzca un movimiento de desmarque previo al pase del compañero indicándole a éste donde quiere recibir la pelota.
A este entrenamiento se le pueden ir agregando adversarios de a poco (primero 11 vs. 3, luego 11 vs. 6, y posteriormente realizándolo 11 vs. 11).